viernes, 17 de diciembre de 2010

Jane Austen, una escritora que persiste con el paso del tiempo

Aunque esta entrada no llegue a tiempo, porque mi ordenador ha decidido cobrar vida propia desde ayer noche, la cuelgo igual.

El 16 de diciembre es una fecha señalada para todo lector que tenga sus fronteras ampliadas, tanto en géneros, tiempo y gobiernos, pues la escritora de la que hablo (y ya sabéis todos de quien se trata porque el señor Google se ha encargado de hacernos el recordatorio en su página de entrada), Jane Austen vivió durante el periodo de la regencia en Inglaterra (desde 1775 a 1817).

Para ser una mujer en el tiempo georgiano, tuvo una gran educación (tal vez debido a que su padre era párroco). No tardó mucho en interesarse por la escritura, en sus historias aparecen reflejado hechos o emociones que posiblemente fueron inspirados por vivencias propias, al igual como muchos de los parajes que describe en sus libros, puesto que llega a demostrar tanta exactitud con la realidad, que se cree que la autora debió de estar en aquellos lugares.

 

Nunca se casó, en ningún sitio aparece reflejado que tuviese pretendientes, aunque de joven tuvo un amor adolescente, Thomas Lefroy (historia que fue llevada a los cines). Se sabe que conoció a un hombre durante un viaje, pero este murió poco después de que ambos se separasen y se prometieran un futuro encuentro. La profundidad de esta relación es desconocida, puesto que Jane no dejó nada escrito al respecto. Estuvo prometida con Harris Bigg-Wither, pero este compromiso fue roto por la chica al día siguiente. Fue su elección, la de no contraer matrimonio con ningún hombre que ella no quisiera.

En ninguno de sus libros que fue publicado mientras estaba con vida, dice su nombre o hace referencia a ella. Esa información tampoco se encuentra en su epitafio. No se supo hasta mucho después de su muerte.

Sus novelas reflejan historias ambientadas en la vida cotidiana, sin fantasear ni decorar mucho el escenario, por lo que atribuye mucho realismo a sus obras. Lo correcto, el decoro y la educación lo predominan todo, como si fuese un sermón para el lector. Es recurrente que las protagonistas sean pobres, debido a la muerte de sus padres antes de ser casadas. La educación de la mujer y las metas y requisitos que les imponían para encontrar un marido o un lugar en la sociedad, son continuamente representados. Al final de cada historia, las parejas acaban juntas, como en toda buena lectura romántica.

Sus obras fueron llevadas muchas veces al cine y en Inglaterra son comunes las miniseries de sus obras.

Sentido y sensibilidad
Orgullo y prejuicio


Mansfield Park



Emma


La abadía de Northanger




Persuasión

3 voces

  1. Hola! No he leido nada de esta autora pero quiero empezar el 2011 con orgullo y prejuicio a ver que me parece!!

    Te espero, cargadadelibros.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Una maravillosa autora sin duda alguna
    El otro dia vi la pelicula Orgullo y prejuicio (otra vez) y es que no me canso de verla, como El fantasma de la opera
    Creo que la gente deveria conocer sus obras, por lo menos, por lo que yo he comprobado hoy en m clase solo 7 personas de 24 sabian quien era Jane Ausen y creo k eso es una barbaridad
    *
    Muchas gracias por la entrada, personalmente me ha encantado
    Siento mucho no haver comentado antes las anteriores entradas pero estuve castigada y sin ordenador ni conexion :(

    Saludos y contenta de retomar mi libertad
    Julia T.

    P.D
    FELICES FIESTAS!

    ResponderEliminar
  3. Hola,pasando a saldar y desear buen semana..Y x avisarte q ay premio en mi blog,espero q te gusta..
    Besos voladores

    http://wwwangysspot.blogspot.com/2010/12/regalos-de-navidad.html

    ResponderEliminar