lunes, 7 de marzo de 2011

Kevin Carter y el bebe que vivió


Todo el mundo ha visto alguna vez en su vida esta fotografía, que se hizo su hueco en la historia. Su autor, el fotógrafo sudafricano Kevin Carter, la hizo en su visita a la aldea Ayod, en Sudan, para así denunciar el efecto del hambre y la guerra en el país. Poco después de su publicación saltaron los rumores y habladurías que se acabaron convirtiendo en un estigma para el fotógrafo y finalmente, en una leyenda urbana de la que muchos hemos oído hablar. Todos esos rumores acusaban al Carter de asesino por haber dejado a su suerte a la niña, que agonizaba en el campo siendo observada por un buitre.

Según testimonios, el fotógrafo poco antes de su partida de la aldea, se encontró con ese panorama y simplemente sacó la foto para luego marcharse. No estuvo esperando durante horas viendo morir a la pequeña hasta que la muerte se vio tan patente, como muchos dijeron en su momento.

Recientemente, alguien se puso a mirar la foto con detenimiento y reparó en la pequeña pulsera que llevaba el bebe. Tras estudiarla descubrió que en ella ponía el código "T3" en azul, que era utilizado por en centro de comida que tenía montado los enfermeros franceses enviados por la ONG, Médicos en el Mundo, en la zona. La T significaba para indicar una malnutrición severa y el número, su orden de llegada al centro.

Tras descubrir esto, los investigadores regresaron a Ayod 18 años después buscando a la mujer que pudo haber sido aquella pequeña. Allí se encontraron con una mujer que había trabajado en el centro de comidas, que les informó que el bebe que salí en la foto, no era una niña, sino un niño, llamado kong Nyong, y que había sobrevivido a la guerra y al hambre que desolaban el país durante aquella época. Aquella mujer dio las indicaciones para llegar a la casa del niño. Tras dos días de viaje, llegaron allí y tras hablar con el padre, supieron que el joven que buscaban había muerto cuatro años antes por fiebres.

Volviendo a Kevin Carter, el joven ganó en 1994 (año siguiente a la publicación de su foto) el premio Pulitzer. Tras su entrega, se suicidó.

8 voces

  1. La foto es impactante (ya la habia visto) y me parece tremendo y demencial que al fotografo lo tacharan de asesino, y que con la presion de los medios terminara suicidandose ¿es que estamos locos?

    No van los naturistas a grabar documentales y cuando ven un cachorro (de especie protegida) que ha perdido a su madre, lo dejan a su suerte pk es la naturaleza ¿ellos no son asesinos? quizas algunos penseis que me paso al comparar, pero estos tambien son seres vivos que sufren y padecen, al fin y al cabo todos pertenecemos al reino animal.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Interesante, y cuando menos, triste :(
    Me ha impactado más lo del suicidio del fotógrafo, tengo que reconocerlo Ö

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. @Elefill estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo cuando leí la historia hace unos días me quedé impactada. El problema es que la gente siempre necesita a alguien a quien culpar y les da igual si es inocente

    ResponderEliminar
  4. Sabía la historia del fotógrafo, pero no la del niño. Elefil no se pasa en la comparación, estoy de acuerdo. La vida es injusta..

    ResponderEliminar
  5. Es triste la historia. Es triste que al final el fotógrafo muriera y nunca supiera que el niño sobrevivió.

    ResponderEliminar
  6. He visto repetidas veces esta imagen y la verdad es que es impactante... La historia que hay detrás es también durísima, he de decir que estoy de acuerdo con tod@s los que habéis comentado...

    ResponderEliminar
  7. Wow yo no sabia la historia completa solo me acordaba de que el fotografo se habia suicidado tiempo despues de tomar la foto.

    Que triste, miles de niños mueren a diario por la desnutricion, hay que poner nuestro granito de arena si queremos que este mundo sea mejor y no vaya en decadencia.

    ResponderEliminar
  8. que terrible Y_Y yo no conocia la historia, pero me da hado mucha tristeza la verdad Y_Y que cosas tan tristes pasan en este mundo XD

    ResponderEliminar