jueves, 10 de noviembre de 2011

RESEÑA: Oscuridad Inmortal de Cate Tiernan (Amor Inmortal #2)





Oscuridad Inmortal de Cate Tiernan
Título original: Darkness Falls
Saga: Amor Inmortal #2
Editorial: SM
Páginas: 397
Año: 2011
Origen: Estados Separados
Encuadernación: rústica con solapas
Género: novela juvenil, fantástica



Nastasya ha tomado una decisión: quiere madurar, hacer las elecciones correctas, dejar atrás su existencia anterior. Pero a medida que empieza a asumir su historia, se da cuenta de que su herencia de oscuridad puede haberla contaminado para siempre. Y cuando su antigua vida aparece de nuevo ante ella, Nasty empieza a pensar que no merece otra cosa.
Y la pregunta es: ¿hasta qué punto somos libres de elegir quienes somos?


Image and video hosting by TinyPic

En esta segunda parte de la saga, está mucho mejor que la primera. Con esta nueva entrega de Tiernan, nos sumergimos aun más en la mente de Nastasya.
La historia pasa de ser una historia contada en primera persona, a un diario de acontecimientos con algunos incisos donde la narradora habla con el lector. Esto al principio llegó a confundirme al principio, porque el efecto es que la protagonista está viviendo su vida y a la vez haciendo comentarios contigo como si fuese una peli que estamos viendo. Pero al final el efecto es bueno, incluso llega a hacer la lectura más divertida.
El personaje de Nas mejora mucho, pasa a ser una autentica adicta de la vida descarriada en proceso de desintoxicación, con los momentos de duda y recaída que eso conlleva. Aunque no os voy a engañar, en ciertas partes de la historia llegó de desquiciarme, momentos en los que uno le da ganas de entrar en el libro y darle un tortazo a ver si espabila. Pero no voy a ser cruel, porque esta chica se ha convertido en una de mis personajes femeninos favoritos, y se lo ha trabajado. La pobre está más perdida que un camello en Siberia, tanta revelación y cambios emocionales en tan poco tiempo deja por los suelos a cualquiera.

El tiempo es otro tema interesante a tratar. Debido al gran desastre emocional de Nastasya de que somos testigos, y de todo lo que ocurre, este libro transcurre en poco más de un par de semanas (los momentos más cruciales ocurren en cuatro días). Todo esto deja a uno un poco descolocado, pues se tiene la sensación de haber vivido meses.
Lo que no me calló muy bien fue de que la inmortal visitante se cuele por Ryen, cosa que tampoco me sorprendió demasiado. Por lo menos, y en eso tengo que dar gracias a la suerte, que el papel de pirado desquiciado y sediento de sangre ya estaba adjudicado, y de ese modo tenemos a una Amy muy cabal y maja.

Claro que Ryen no nos deja el asunto muy fácil, porque el tío se pone aun más apetecible en este libro, lo que nos demuestra lo fuertes y sensatas que son las chicas viven en esa granja. Lo que no me explico es, como ese hombre no se da cuenta de cuando una mujer anda tras él, en ese sentido al pobre le falla el instinto de supervivencia (o también le da igual, que también es una posibilidad).
Los acontecimientos que ocurren... Bien, no os voy a engañar: son un autentico desastre. Antes de que nuestra paciente en rehabilitación lo mande todo a la porra, ocurren un montón de cosas y todas, mal que solo nos dejan decir al final: que mala suerte tienes tía. En  serio, que nadie se queje de ser un metepatas después de leer este libro (aunque al final hay un resumen que os lo va a dejar todo muy clarito, asique tranquilos, que las dudas serán resueltas en la mayoría de los casos).
En esta novela, el temido Incy vendrá a la carga, después de haber dispuesto todo para que su plan funcione. Nos veremos envueltos en una espiral de autodestrucción, catástrofes inexplicables y nos montaremos en el coche de la perdición emocional a una velocidad de vértigo.
Lo mejor de todo, ha sido sin duda el humor que demuestra la autora a través de nuestra protagonista, que mezclado con su inigualable sarcasmo nos da una mezcla estupenda.
En resumen, nos encontramos con un viaje alocado de maduración (si, al final Nas madura un poco, ¡bien por ella!), de autoperdono y de entender, que nuestro origen no condiciona nuestra vida, solo nos dice de dónde venimos.
Una historia estupenda, donde hay revelaciones sorprendentes por parte de los personajes que te harán partirte de risa. Habrá momentos que la protagonista te sacará de quicio. Situaciones que te harán contener la respiración y te pondrán las los pelos de punta. Y en otras ocasiones, solo podrás sonreír y decir “AL FIN, DIOS MÍO, GRACIAS”.
Otra cosa que estuvo bastante bien (y claro, nos deja la puerta abierta hacia el tercer y último libro de la saga), es que no importa que tengas más de cuatrocientos años, siempre habrá alguien que te sorprenda y siempre aprenderás algo nuevo, lo cual no quiere decir que sea bueno.



Creo que sobra decir, que es una novela más que recomendable.

3 voces

  1. Al parecer tiene tan buena pinta como el primero :)

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchisimas ganas a esta segunda parte después de haber disfrutado tanto con Amor Inmortal y veo que este es igual de bueno ^^
    Besos

    ResponderEliminar