martes, 15 de noviembre de 2011

RESEÑA: Siempre de Maggie Stiefvater (3º Wolves of Mercy Falls)




Siempre de Maggie Stiefvater
Título original: Forever
Saga: Los lobos de Mercy Falls #3
Editorial: SM
Páginas: 487
Origen: Estados Unidos
Año: 2011
Encuadernación: rústica con solapas
Género: novela juvenil, fantasía
En Temblor, Grace y Sam se encontraron y se enamoraron. En Rastro, tuvieron que luchar por estar juntos… y no lo consiguieron. Ahora, y en Siempre, la tercera y última parte de la trilogía, los desafíos y los riesgos son mayores que nunca. Grace parece incapaz de volver a ser humana. El padre de Isabel ha empezado la caza de los libros de Mercy Falls. Surgen del pasado peligros que parecían olvidados. Y mientras la muerte acecha, a Sam y Grace, Isabel y Cole, les resulta más y más difícil a aferrarse al amor.

 
Image and video hosting by TinyPic

Al fin terminé este último libro de la saga y he de decir, que no me esperaba menos de esta magnífica escritora. Una vez más, nos sumergimos entre los árboles de este peculiar bosque, donde dos historias de amor luchan por sobrevivir, cada una a su manera.
La historia es contada con la misma naturalidad y ligereza que las dos anteriores. Contada por los cuatro protagonistas (aunque el primer capítulo es contado con Sherlby, el único que es contado por esta chica). Cada capítulo tiene su forma de ser narrada y el vocabulario, aunque nunca es malo, siempre es acorde al narrador de turno.
Como dije cuando reseñé Rastro, la introducción de Cole e Isabel y el inicio de su relación temperamental, me pareció una idea estupenda. Pues en este libro ese rasgo mejora mucho más, pues vivimos de primerísima persona como Cole intenta ser menos autodestructivo y preocuparse por los demás, mientras que Isabel procura ser menos frívola y aceptar lo que realmente quiere. Y mientras estos dos personajes intentan hacer eso, su relación va madurando,  muy lentamente he de admitir y dando pasos marcha atrás en muchas ocasiones. De todos modos me pareció una pareja estupenda, imperfecta, pasional y tempestuosa. Todo esto, la hace mucho más real. Pero justo la final, me quedó una espinita clavada.


Grace y Sam también cambian, tal vez este sea el libro en que estos personajes crecen mucho más visiblemente que los demás, pues lo hacen en muy poco tiempo. Grace deja de conformarse con las palabras y las acciones, el haber pasado un tiempo en el cuerpo de una loba, se da cuenta de lo que pasa cuando uno no dice lo que siente y lo que quiere. Sam por su parte, vuelve recordar lo fácil que comunicarse con imágenes, sin necesidad de hablar. Nuestro chico de ojos amarillos descubre que el dolor está presente en su vida, que hay despedidas sin marcha atrás y que hay momentos en que hay que luchas con tu vida por lo que uno ama, sabiendo que tal vez, no hay un final feliz al final del túnel, al menos no para todos. En esta ocasión, es Grace la que se va con el frío, quedándose los dos solos, siempre esperando al reencuentro. Es una de las parejas que más me ha gustado hasta ahora, porque realmente lo tienen crudo para estar juntos, tienen problemas que no se solucionan pronunciando un hechizo y si ellos no hacen algo, nadie más lo hará.
Aunque estos dos amoríos nos harían suspirar, reír o llorar en otras circunstancias, el tema de las cacerías de las manadas de lobos se mezcla en la temática. Estas cacerías son una realidad cuando se trata de ataques a humanos o en otras circunstancias muy especiales. El problema de encontrar una cura para dejar de transformarse se le une al de poder salvar a la manada. Para eso, tendrán que enfrentarse a sus demonios y encontrar el detonante que los impulsa a ser lobos, a parte del frío, y conseguir salvar a aquellos que ya no volverán a ser personas en verano.
Un dato que me gustó, aunque me sorprendió bastante, es que alguna gente sabía o sospechaba la existencia de los licántropos. Lo cual también me parece un poco lógico, por mucho secretismo que tenían los miembros de la manada, alguien los habría visto salir del medio del campo o del bosque como si se fueran a bañar y perdieran la ropa.
Cuando leí el final, me gustó mucho. Es un buen final, con sorpresas para todo el mundo. Cada personaje tendrá un momento para dejarnos con la boca abierta. No os lo quiero destripar, de modo que no daré más detalles, pero os digo que tendréis un final abierto.


Pero también tengo que decir, que sentí pena. Pena porque como la propia autora ha admitido, los lobos de Mercy Falls seguirán sus aventuras sin nosotros, fue casi como perder a un compañero de aventuras. Aunque me gustaría seguir leyendo más sobre estos estupendos personajes, la historia ya sería demasiado diferente y en ocasiones, no hay nada mejor que la imaginación, y que cada uno se monte su propio final.

6 voces

  1. haber si empiezo de una vez con esta trilogía...
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No es que esta saga me haya encantado pero he pasado muy bueno momentos con ella =) Tengo muchísimas ganas de leer Siempre :P

    ResponderEliminar
  3. Lo quiero!!! A ver si pronto me hago con el que le tengo muchas ganas!! un besin

    ResponderEliminar
  4. No he empezado la serie digamos porque no ha llegado a mi pais xD

    ResponderEliminar
  5. Lo estoy leyendo ahora, pero si dices que el final es abierto desde ya digo que no me va a gustar ¬¬

    Un besote =)

    ResponderEliminar
  6. son unos libros geniales . De verdad los amé!!!! <3

    ResponderEliminar