viernes, 15 de junio de 2012

Crónica Blogger Lit Con 2012


Lo mío siempre llega con retraso, este evento fue casi hace dos semanas y yo aquí aun sin escribir la crónica de la Blogger Lit Con 2012. 

Pero que os voy a decir que ya no sepáis, que desde el momento en que sabes la fecha, miras tu calendario y dices ¡Anda! Si puedo ir y todo; y mandas el formulario y ya tienes todo listo, a partir de ese momento una inquietud comienza dentro de uno y es las ganas de conocer a nuevos blogueros, a reunirse con los que ya conoces, a correr de caseta en caseta en busca de esa firma tan deseada o de que llegue el momento de “las pruebas sorpresa”. Pues si, como que llevas tiempo deseando eso y el día en que llega pues te sientes muy bien. 



De la pre-quedada, por desgracia, no tengo nada que contar, porque llegué junto a la gente justo cuando terminaron de cenar, asique no me voy a parar en eso. Solo voy a decir que fue un placer tener como compañeros de hospedaje a Ana Gallagher, Elena, Aineric, Mari Carmen, Alex Campoy.

Blogguer Lit Con: 2 de junio
Después de casi toda la noche sin dormir, dando vueltas por los nervios, los ruidos, el calor, el tío que no dejaba de gritar desde la calle ¿por qué?... Nos acabamos despertando como una hora antes de lo previsto, pasando por turnos por la ducha y llendo a desayunar con mucha calma para que el café nos despertase (aunque yo me desperté cuando me lo derramé por la mano, y como estaba taaaan frío…).

Llegamos casi los primeros, ya nos esperaban Bella, Beleth, Maria y Elwen. Y poco a poco fue comenzando a llegar gente.

Cuando ya llegamos todos Bella ahí, con un megáfono por ayudante, contándonos cuál era el plan del día. Y comenzaron los sorteos: una chapita por aquí y los que vestían la BLC de forma más original, que resultó ser Aethelias. La verdad es que todos iban vestidos de forma muy original.



Y entonces llega la foto de grupo y es cuando me di realmente cuenta de la enorme masa naranja que éramos, casi dábamos miedo de la cantidad de gente que nos llegamos a reunir.



A partir de ese momento todos nos fuimos desperdigando, unos corriendo junto a Zafón y otros que no parábamos de mirar el reloj porque teníamos una hora para llegar la caseta de la Plataforma Neo (que entre otras cosillas nos dio un reloj que me salvó la vida ese fin de semana) y la de Alfaguara (que tenía un marcapáginas y un ejemplar muy bonito de La historia interminable).



Aunque claro, por el camino había que hacer paraditas, como la que hicimos junto a Begoña Oro que me firmó Pomelo y limón, y se ganó mi cariño eterno al preguntarnos por nuestro trabajo en los blogs, a valorarlo muchísimo y a apuntar nuestros pequeños espacios en la red, (y aquí fue cuando los de seguridad comenzaron a perseguirnos con ¿Sois los de la quedada esa?Dispersense)



De vuelta para atrás, me di cuenta que me había perdido el evento Ellas, asique nos paramos en la caseta donde firmaba Cotrina autor de El Ciclo de la Luna Roja. Allí me encontré con Elwen y me perdí de mis compañeros. El autor finalmente llegó, todo apurado y pidiendo perdón mil veces por haberse perdido. Pero fue muy majo y atento.



Como no tenía nada que hacer, me acerqué a la caseta de Zafón, donde me volvía a encontrar temporalmente con mi gente, luego me acerqué a la caseta donde firmaba Esther Sanz, que tubo del detallazo de firmarme dos ejemplares (uno para mí y otro para sortear).



Después nos fuimos  a comer detrás de la caseta del Dragón lector. Y ya os podéis imaginar a tropecientas personas buscando la sombra mientras comíamos nuestros bocatas. Entonces llegaron algunos autores a saludar, entre ellos Sonia Fernández-Vidal, autora de Quantic Love, que me firmó el ejemplar en ese momento.  Y yo aproveché la ocasión para repartir marcapáginas como una loca.



Y entonces llegaron las pruebas, una por cada organizadora. Mi grupo fue el equipo 8. Nuestra primera prueba fue con Maria Cabal, que le plantó una diadema con una carta del libro que tenía que adivinar el pobre chaval que la portaba en la cabeza, y nosotros ahí que casi lo matamos porque le mandamos más indirectas de las que ya no era posible disimular. La siguiente fue Bella, que eligió a Ana Gallagher para que adivinase un libro por mímica y a un chico que pasaba por allí (que yo creo que pasó un miedo terrible al ver que lo abordábamos de sopetón) para que nos contase el último libro que había leído. Al final llegó Beleth, con una pregunta para cada uno (y que quedamos fatal porque nos fue horriblemente mal). Y al final la sopita de letras, que nadie sabía qué demonios había que buscar porque allí había de todo… Obviamente, no ganamos nada.

Y llegaron los ganadores de las categorías, que quedaron así:
  • Mejor blog: Más allá de las palabras.
  • Blog más constante: Book eater.
  • Mejor diseño: Soñadores de libros.
  • Mister blogger: Epi el Anónimo.
  • Miss blogger: Bella

Y después del reparto de los sorteos, concursos, diplomas, etc. Unos cuantos nos fuimos a una reunión con Esther Sanz, que nos dio algunas pinceladas de los que será el remate de su saga El bosque, y un futuro proyecto.

Y después de esto nos fuimos en busca de más firmas, yo hice mi parada con Care Santos y su Esta noche no hay luna llena.



Y después corriendo junto a Mario Vaquerizo, junto a Maria Cabal, Antarinith y Antonio. Allí más de uno sufrió un infarto, pues varias ambulancias llegaron al lugar. Y tras la espera, llegó el momento de conocer a este hombre, todo un personaje.



Post – quedada: 3 de junio
Esa noche no sirvió de nada ni los ruidos, ni el calor, ni los nervios… Estábamos tan cansados que ni cuenta nos dimos hasta que llegó el momento de levantarnos. Hicimos las maletas, y ya un poco tristes dejamos la habitación, preparadas para una última descarga de la quedada.



Nos reunimos con las autoras Amy Lab, de Nunca digas nunca, frente a la caseta de Alfaguara. Fue una charla muy agradable y personal, donde no solo nos contaron como fue el escribir conjuntamente la novela, sino como eran cada una de ellas y sus gustos. Ambas escritoras se mostraron muy cercanas y atentas a todos los presentes, lo que resultó muy agradable.
 
Cuando terminó, hubo una ronda de firmas y después María y yo salimos corriendo en busca de tres casetas (creo que teníamos 15 minutos antes de que cerrasen). Pero mereció la pena, a mi ella me regaló Españistan para que pudiese conocer a Aleix Saló.



Después nos fuimos despidiendo poco a poco, y las últimas 6 blogueras que quedábamos nos fuimos a comer donde hablamos de todo. Aquí tenéis la última foto, yo no salgo porque soy la que la sacó.



Solo puedo decir, que estoy deseando volver a encontrarme con esta maravillosa gente, pues aunque la feria es estupenda, los autores maravillosos (la mayoría) y las editoriales muy atentas, son esos blogueros, compañeros que se dedican a comentarte una entrada, a hablarte por alguna red social o por el Messenger, son ellos y los fantásticos que son, los que hacen que realmente la gente pille un tren, avión o bus, darse un palizón, solo para reunirse. Sois fantásticos chicos y chicas, merecéis realmente la pena.

5 voces

  1. pedazo de finde, ojala nos veamos el año que viene también ^^. Yo aun tengo la duda de lo de las ambulancias jajaja xD

    besotes!!

    ResponderEliminar
  2. También fue un placer conocerte y compartir con ustedes la habitación. ¡No me acordaba yo del hombre que no paraba de gritar: ¿Por qué me estoy pasando? ¿Por qué...?

    A ver si te pasas, cuando tengas tiempo, a ver mi video-crónica y comentas :D

    Saludos!! :D

    ResponderEliminar
  3. Qué gracioso es Aleix, en la foto está genial ;o)
    Sí que se pasan nervios, a mí me da miedo volver a quedar, jajaja, pero no puedo resistirme.
    Felicidades por todas tus fotos estupendas.
    Besotes feriantes.

    ResponderEliminar
  4. Aigs, que bonitos recuerdos me vienen al leer ahora la crónica :3 jops, a ver si se pasan pronto los días y tenemos en nada la cuarta BLC!
    Buenas firmas te llevaste a casa ;)

    ResponderEliminar