sábado, 17 de noviembre de 2012

Reflexiones #1: las adaptaciones





Soy consciente de que esta reflexión no es muy imaginativa que digamos. Pero en vista de la cantidad de adaptaciones cinematográficas que estamos esperando, por no contar todas las ya pasadas, he decidido divagar un poco en público sobre el tema.

Antes de nada, solo quiero decir que no estoy en contra de las adaptaciones. Suelo disfrutar con ellas, algunas me han llegado a gustar más que el propio libro. Pero no puedo dejar de pensar que en muchas ocasiones acabo viendo en el cine una historia completamente diferente a la que leí. Me parece estupendo que el director quiera hacer “suya” la historia como dicen los cantantes al versionar algo. Pero cuando hacen demasiados cambios el resultado suele ser desastroso, siempre en cuando se lo preguntes a los espectadores que leyeron primero el libro claro.



No me malinterpretéis, yo no soy ninguna purista intransigente. Aun recuerdo a mi hermana poniendo el grito en cielo cuando vio la primera parte de “El Señor de los Anillos”, porque según ella muchas cosas quedaban por el camino. Creo que todos somos conscientes de que es inevitable que se pierdan cosas en una adaptación, pues si todo fuese al pie de la letra, las película duraría una semana.

Pero hay una diferencia entre eliminar escenas a inventarse prácticamente todo lo sucedido. En saga Crepúsculo (si, esta saga es prácticamente omnipresente) el primer libro es uno de mis favoritos, sin embargo, cuando vi la peli en el cine salí un enfado tremendo y con sensación de que me habían timado, pues aquello me pareció una pastelada que poco tenía que ver con el libro. 

A mí me da cierta pena cuando la película me gusta más que el libro, pues eso dice mucho de la historia escrita. “Chocolate” me pareció una historia mucho más bonita, graciosa, mágica y con los puntos románticos perfectos, en comparación, la película superó con creces el libro. Esto rara vez sucede, por lo menos a mí. 

En muchas ocasiones la película se vuelve mucho más comercial. Venden la película como la gran historia inspirada en libro xxx, que ha revolucionado el mundo y cuya adaptación está siendo esperada con ansia hasta en la Antártida. Al estar dirigida a un público mayormente adolescente, le dan prioridad al romance de entre los personajes, la violencia y la muerte se sobreentiende y se suaviza (no vaya a ser que los niños se nos traumaticen o algo así). Cuando vi “Los Juegos del Hambre”, me gustó mucho, lo admito, pero no pude evitar fijarme en que muchas situaciones en la arena se omitían o se suavizaban.

Es verdad que en ocasiones los lectores nos ponemos locos porque los personajes no encajan (yo misma tengo un problema con cierto actor que no me pega ni con superglue con su personaje, no quiero decir que sea mal actor), porque cierto momento no aparece o lo hace pero distorsionado, porque el tráiler muestra escenas que a saber de dónde han salido. La verdad, creo que a medida que pasan los años, cada vez hacen las adaptaciones más libremente, dependiendo siempre del escritor y el director claro. 

Pero no hablo solamente del cine. Creo que muchos conocemos series de televisión que prometían ser autenticas representaciones del libro. Pues bien, yo llegué al tercer capítulo de “Pilares de la Tierra” y ya desistí de seguir viendo más capítulos. Tenemos el mismo caso con “Crónicas Vampíricas” (a quien se le ocurrió la traducción del título hay que darle un premio a la genialidad), yo no pude ni con el primer libro, pero la serie tardó varias temporadas en cansarme. 

La verdad, creo que siempre que acuda a ver una adaptación siempre lo haré con cierto temor a que hayan cargado la historia. Eso es inevitable. Solo me queda esperar que el director con la película de turno, hay sido fiel a la historia original y los cambios los hiciese con cuidado.

6 voces

  1. Creo que es inevitable cuando te has leído la novela mirar la película al milimetro.
    A mi me ha pasado con muchas historias de Sparks llevadas al cine, Querido Jhon por ejemplo, comencé a verla vi que omitieron a un personaje y que una relación del libro era diferente en la peli y la dejé de ver porque no era fiel a la historia que tanto me había gustado.

    Los juegos del hambre me gustó mucho pero como dices se omitieron varias cosas.

    En resumen si las adaptaciones se realizan bien son bienvenidas pero si no se las va a cuidar creo que es mejor no hacerlas.

    Un beso
    Dácil

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón a veces las adaptaciones superan al libro ( en muy pocos casos ) o lo arruina.
    Una adaptación que amo es Orgullo y Prejuicio porque cuando leí el libro muy pocas cosas cambiaron *-*
    Algo que no me gusta es que sólo sale la película y solo con verla ya se creen los fans de el libro aunque ni siquiera lo hayan leído, algo así sucedió con LJDH u_u
    Excelente reflexión.

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  3. @Torii De los fans que surgen de la película ya no hablé, porque muchos tienden a creer que el libro salió gracias a la película, eso me pone de los nervios la verdad.

    @Paisajes románticos cuando una se le una novela y le encantó, suele ser muy crítica al ver la peli, y aun más cuando la pifian

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo en muchísimas cosas.
    Personalmente, la última de Crepúsculo, todavía no la he visto pero por los trailers... me parece que se van a inventar la mitad de la película :$ Pero claro, el dinero es el dinero, y si ganan más haciendo dos partes en vez de una...
    Aunque creo que donde se toman más libertades son en las series. Crónicas Vampíricas ya ni se parece a los libros (y no es que esto me desagrade, ya que los libros no me gustaron especialmente...), Pequeñas Mentirosas conforme me leo más libros, más diferente me parecen de la serie, aunque en el caso de PM, quizá es porque me vi primero la serie, que me gustan por igual. Sí, cada una va por lados distintos y la serie en muchas ocasiones parece omitir detalles porque los considera "demasiado fuertes" (lo cual me parece una tontería, pero bueno...).

    En fin, que yo creo que muchas veces se toman muuuchas libertades a la hora de adaptar (como en LJDH) pero no siempre les sale mal la cosa (es decir, a mí me gusta más la serie que los libros de CV).

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de Pequeñas Mentirosas no me leí los libros, pero le tengo ganas. Yo de Amanecer no vi ninguna de los dos partes, pero dicen que superan en calidad el libro, en mi opinión lo hicieron porque aquella historia no iba a vender en el cine (en mi opinión, este libro sobra pero bueno).
      De todas formas hay adaptaciones nefastas de buenos libros, y todo porque al director y a los guionistas sufrieron un ataque de inspiración desbordante. Yo les recomendaría que ahorrasen esa inspiración para la siguiente ocasión cuando tienen entre sus manos un buen libro.

      Eliminar
  5. Pues fíjate, me compré el libro de "Chocolate" de segunda mano porque pensé que tenía que ser mágico, y ahora leo tu comentario y... ¡qué desilusión! Ya te contaré cuando lo lea...

    En cuanto al resto de adaptaciones, hablo de otra que comentas, "El señor de los anillos". Leí "El Hobbit" de pequeña, y las películas las vi sin leer los libros, me gustaron tanto que se convirtieron en mis películas favoritas. Tiempo después, leí los libros. Son espectaculares, no lo niego, pero dada la época en que fueron escritos y demás, son más lentos y... dile a tu hermana que no me mate, pero me quedo con las películas, ¡sin quitarles el mérito de ser los originales, por supuesto!

    Y por último, otra peli que es mejor que su libro es "Leyendas de pasión", respecto al libro en la que se basó "Leyendas de otoño", que me pareció decepcionante.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar