jueves, 7 de marzo de 2013

Reseña: Flores de invernadero de Natalia García



 



Flores de invernadero
Autora: Natalia García
Editorial: Éride
Págians: 212
ISBN: 978-84-15425-15-1
Encuadernación: rústica


Flores de invernadero es una novela de ritmo ágil, como la vida de la protagonista, Emma, ejecutiva de una importante agencia de publicidad, que combina su estresante jornada laboral con el cuidado de su hija, estudiante en Londres. Su entorno lo conforman Mercedes, su amiga del alma, a la que apoya sin condiciones para que pueda cumplir su íntimo deseo; Laura, su compañera de trabajo, que comparte con ella confidencias de su alocada vida y Alberto, su misterioso vecino. Emma hace partícipe al lector de su propio crecimiento personal, recordando experiencias vividas de su pasado y viviendo con intensidad el presente, en el que sus padres, su gran apoyo en los momentos más duros, comienzan su declive.
A lo largo de la novela se entremezcla una intrigante relación sentimental, sexual y apasionada, sin desvelar la identidad de sus protagonistas. Una novela actual, de amor y sentimientos en la que Emma consigue salir siempre adelante, por su determinación y sensibilidad


Al comenzar este libro supe que sería una historia muy cercana, la típica historia de una persona normal, con una vida normal, un trabajo que la poner de los nervios y una hipoteca a cuestas, y una serie de sucesos que nos pueden pasar a todo el mundo. 

La historia en si es entretenida. Es muy curioso al ver como una serie de personajes, ya mayorcitos y maduritos algunos de ellos, comenten errores como si fuesen principiantes. 

Para empezar, la protagonista principal no ha tenido una vida de cuento de hadas. Desde muy joven conoció el amor desenfrenado, la decepción y el abandono, y ha tenido que labrarse una vida. Es muy curioso como la autora va desmitificando las relaciones perfectas, bien sean amorosas, fraternales o las paternas. Como en la vida real, se nos muestra como todo el mundo tiene sus defectos, y sin importar la edad que tengas, puedes cometer errores que te destrozan la vida.

Si he tenido ciertos problemas a la hora de leer este libro, es por la forma de narrar los acontecimientos. Todo es demasiado despersonalizado y lineal, casi como si estuviera viendo una película. Me habría gustado que hubiesen entrado en juego más emociones y sensaciones, para que así las escenas fluyesen de una forma más natural.

Con otra cosa que también me dieron problemas fueron con los diálogos. En algunos casos no amenizan la lectura, más bien todo lo contrario. Son enormes, con varios párrafos. En muchas ocasiones tuve la sensación de leer un monólogo en lugar de una conversación.

No pude encariñarme con ningún personaje. Es cierto que algunos llegan a vivir circunstancias muy difíciles, pero creo que no acabé teniendo suficiente información sobre ellos como para conectar con alguno.

Pero en general ha sido muy refrescante leer este tipo de lectura, hacía tiempo que no me leía algo realista, y esta historia si tiene algo, es realismo. Es sobre todo una historia sobre la madurez en la vida. En cómo el mundo sigue girando y sorprendiéndote, para bien o para mal.


2 voces

  1. Pues entre que el libro no me llamaba desde un primer momento y encima la nota creo que paso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya! la historia puede estar bien, pero si dices que no ahonda en los sentimientos... no sé, me tira para atrás, creo que la dejaré pasar.

    BESOTES

    ResponderEliminar