viernes, 12 de abril de 2013

Reseña: El beso de la noche de Sherrilyn Kenyon



 






El beso de la noche
Título original: Kiss of the night                
Autora: Sherrilyn Kenyon
Saga: Dark Hunters #5
Editorial: Plaza & Janés
Páginas: 384      
ISBN: 9788401383748
Encuadernación: rústica

 

Hay besos por los que vale la pena morir... Llega la cuarta entrega de la serie de los Cazadores Oscuros.
Condenado a una inmortalidad que jamás persiguió y a no ser recordado por ningún humano con quien se cruce, la existencia de Wulf es la más solitaria de todos los Cazadores Oscuros. Así ha sido durante doce siglos para este antiguo guerrero vikingo, hasta la noche en que salva a Cassandra Peters en un club nocturno. Porque ella no se ha olvidado de él. Es joven, es bella, es la última de una estirpe legendaria y es su mortal enemiga. Sin embargo... Hay besos que rompen con una maldición de siglos... hay besos por los que vale la pena morir. Una novela de los Cazadores Oscuros.


De todos los libros que tengo leído de esta autora, este se diferencia en varios aspectos del resto. Para empezar, ambos protagonistas tras superar la atracción inicial, ambos se odian, pues representan uno para el otro todo contra lo que han luchado o por lo que amigos suyos han muerto. No es decisión propia realmente la de permanecer juntos y menos de juntarse. Más bien todo es obra de las manipulaciones de Artemisa, como siempre.

Con los personajes no he conseguido congeniar demasiado. Tal vez fuese cosa mía, pues la autora llena de desgracias tanto a Cassandra como a Wulf. Sin embargo hay muchos otros aspectos de estos personajes a los que se le presta atención, como las maldiciones que sufrió Wulf por ser un guerrero sanguinario y sus propios dioses le maldijeron (cosa que me recordó un poco a Talon) y Cassandra, pues es la última descendiente directa de Apolo, por la línea apolita, por lo que es portadora de la maldición que les lanzó su padre.

Si hay muchos otros aspectos dentro de la historia que si enriquece la lectura, y de paso ayuda a entender un poco más este mundo. Gracias a Cassandra y los conocimientos que le transmitió su madre, ella conoce la historia de los apolitas y curiosidades sobre los daimons. 

Por otro lado, si Cassandra y Wulf acaban formando una pareja extraña teniendo en cuenta la historia de cada uno, no es la única que podemos encontrar en esta historia.

Aunque como es habitual en las tramas de Kenyon, aparte de los encuentros amorosos tenemos más de una pelea, donde también podemos encontrarnos con antiguos protagonistas. 

Aunque en mi opinión, Aqueron y Artemisa son de los personajes más importantes. Pues bien es sabido que no se acaban de llevar bien y mientras él intenta de hacer la vida de sus cazadores más fácil y agradable, ella invierte toda su energía en amargar a Ash. 

La narración es la típica en esta autora, sin tapujos, fresca y ágil, con grandes dosis de humor que te asaltan en el momento menos pensado. El ritmo es un poco irregular, hay momentos en que la situación agiliza mucho la lectura y otras en la que se estaca. 

De todas formas, es un libro muy recomendable si os gusta este tipo de literatura. 


2 voces

  1. A mí, de todos los que tengo de Sherrilyn, es el que "menos" me gustó, aunque no por eso NO me gustó xD Me encanta la serie de los Cazadores Oscuros! Aunque para mi gusto a estos personajes les faltó chispita

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada aun de Kenyon, a ver si me animo. ¡Gracias por la reseña!

    Aquí tienes una nueva seguidora, nos leemos cielo.

    Un besazo :3

    ResponderEliminar