jueves, 3 de octubre de 2013

Reseña: Me and Earl and the Dying girl de Jesse Andrews








Me and Earl and the Dying girl – Jesse Andrews
Amulet Books – 295págs. 
ISBN: 9781419705328– 5,75€
3,5/5

YO. Mi nombre es Greg. Tengo diecisiete años. Soy el que escribe este libro. Mi aspecto físico es insatisfactorio, y probablemente tengo un hongo comiéndose mi cerebro. Ni siquiera estoy seguro de ser humano.
EARL. Earl Jackson es la única persona lo más cercana a un amigo. Hacemos películas mediocres juntos. Werner Herzog es nuestra mayor influencia. Earl generalmente está lleno de una ira violenta.
DYING GIRL. Durante mi último año de instituto, mi madre me obligó a hacerme amigo de una chica que tenía cáncer. Lo que trajo la destrucción de toda mi vida.
 

Desde el primer momento en que vi este libro hace unos meses supe que quería leerlo, me habían dicho que trataba sobre el cáncer pero sin caer en el dramatismo. Y sin duda es uno de los mejores libros que he leído en mucho tiempo.

La historia es narrada, más bien escrita, por Greg, un chico de diecisiete años un tanto peculiar,  no cree en la amistad ni en que ningún tipo de afecto pueda ser beneficioso, por ello no tiene amigos, solo un compañero de trabajo llamado Earl con el que de vez en cuando, hace películas caseras. Un buen día la madre de Greg le cuenta que una amiga suya de la infancia tiene leucemia y le pide, de esa forma tan peculiar que tienen las madres de pedirte algo pero con la entonación de una orden, de que vuelva a retomar esa amistad para hacerle compañía a Rachel en sus peores momentos.

Antes de nada os tengo que advertir sobre lo que no es este libro. Si buscáis una historia desgarradora donde una chica con cáncer conoce a un chico sano, se enamoran y saben que lo que tienen es lo más especial del mundo pero todo queda truncado por la muerte. Y tras esto solo quedan duras lecciones sobre la vida… Bueno, si buscáis esto, este no es vuestro libro. 

La historia es contada en primera persona por Greg, que en mi opinión, es un gran personaje y es una lástima que sea tan poco social porque es un cachondo mental, el típico amigo que todo el mundo quiere tener. Durante toda la narración Greg nos explica sobre la marcha el porqué ha decidido no tener amigos, porqué no tiene novia, como comenzó toda la historia de hacer pelis… Mientras la vida de Rachel sigue adelante y cada vez le queda menos tiempo. Ella es una chica muy normal y alegre, no tiene nada especial pero es muy empática con sus nuevos amigos. Por otro lado está Earl, un chico que proviene de una familia desestructurada, nadie se preocupa por él por lo que se ha metido en muchos problemas.

Si he sacado algo de esta historia es como la gente influye en la vida de los demás, por corta que sea la relación y aunque esa no sea la intención inicial, que algunas personas no necesitan conocerse durante años para ser amigos. Pero a excepción de todo esto, los personajes no sufren ningún tipo de gran revelación tras su pérdida ni cambian su modo de vida.

Si recomiendo este libro: por supuesto que lo recomiendo. Greg nos cuenta su historia con grandes dosis de sarcasmo y es una lectura tremendamente divertida, desenfadada y muy sincera. La narración es muy original, pues alterna el formato de un guión de cine con el de un libro, lo cual es muy curioso. Sin duda una buenísima lectura.

4 voces

  1. MUERO por leer este libro, así te lo digo. Ojalá pronto me toque la lotería y pueda hacerme con él. :)

    ResponderEliminar
  2. Pinta bien :) Gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que suena curioso, por lo de la narración en formato de guión, y divertido. Había visto este libro en varios IMM's de bloggers, pero nunca le había hecho caso y me alegro de haber leído esta buena reseña.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. El libro no me suena, me llama la atención, quizá más adelante le de una oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar