jueves, 22 de mayo de 2014

Reseña: La ladrona de libros de Markus Zusak








La ladrona de libros – The Book Thief – Markus Zusak
DeBolsillo – 544 págs
ISBN: 9788499088075 – 9,95 €
5/5


Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia.En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía bellos cuentos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo, la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Con estas palabras se escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable.



Hace mucho tiempo que quería leer La ladrona de libros, pero por diferentes razones nunca llegué a comprármelo, a pesar de las grandes críticas que había leído sobre este libro. Y finalmente me lo compré porque quería leerlo antes de ver la película.

Nunca había leído nada de Markus Zusak, y tengo que admitir que desde la primera frase me cautivó. Sencillamente, es diferente a todo lo que he leído hasta ahora, pues sabe perfectamente cómo mantener al lector en vilo sin tener que crear suspense en la narración. Y ha conseguido que este libro pase a ser uno de mis favoritos, una lectura preciosa.

Para empezar, tener a la muerte misma como narradora no es normal, y fue todo un acierto, pues le da cierto humor negro a la lectura, aunque tengo que admitir que en ciertos momentos el autor abusó de este personaje. La muerte nos narra la historia a través de los ojos de Liesel, una niña de diez años que no acaba de comprender muchas cosas sobre la nueva Gran Alemania creada por el Führer. Todos los personajes son entrañables, el nuevo padre de Liesel, Hans Huberman, el hombre con corazón de acordeón que debe ser una de las mejores personas del mundo; Rosa Huberman, que a pesar de su aspecto de hielo tiene un gran corazón; Max, un joven judío con el pelo de plumas escondido en un frío sótano donde creaba historias para su pequeña amiga; o Rudy, el chico con el pelo del color de los limones que se metió en un rio helado para rescatar un libro. Aunque también hay personajes terribles.

Aunque se trate de un libro sobre la Segunda Guerra Mundial, es algo diferente. Por un lado el escritor supo muy bien cómo llevar la narración, evitando que caiga en la monotonía y se haga tediosa. Con ese libro no se aprende mucho sobre historia, pero si sobre cómo fue vivir en la Alemania Nazi para los alemanes. Entre ellos había de todo, los que adoraban el nuevo régimen, y los que no; los que pagaban por oponerse a las órdenes del nuevo gobierno o como el simple hecho de no afiliarse al partido dificultaba la tarea de traer de comer a casa.

Algo que me sorprendió al terminar el libro es que no es tan lacrimógeno como me temía. Francamente, lloré más viendo la película que leyendo el libro, aunque disfruté mucho más este último. El drama está en todo el libro, pues se centra en la vida de una pequeña que ya ha visto demasiado para su edad, y que es testigo de la miseria que acompaña la guerra. Es una historia muy tierna, que transmite el valor de las palabras y, en cierto modo, de la importancia de vivir sabiamente, pese a todo.

Y haciendo una pequeña alusión a la película, pues no haré reseña de esta, os diré que me gustó mucho. No voy a negar que se deja muchas cosas en el tintero, pero no creo que hacer una película más larga fuese la solución. Los actores son inmejorables, me gustaron mucho todos ellos en su interpretación, aunque mi favorito fue Geoffrey Rush como Hans. En cuanto a los escenarios, la música y el guion creo que son inmejorables. Creo que todos debemos recordar que una película nunca puede ser totalmente fiel al libro.

Aunque a pesar a todo lo que he dicho, hay una cosa que no me terminó de gustar en el libro, y son los continuos saltos en el tiempo. Como dije al principio, el autor sobre explota a su narradora, la Muerte, que sabe el final de todos los personajes. Esto hace que continuamente sepas ciertas cosas que van a pasar. Y eso consiguió que uno sepa como va a terminar el libro, lo cual encuentro un poco irritante. En la película, por ejemplo, esto no pasa lo cual consigue un final mucho más impactante.

Y después de todo esto solo me queda decir que, La ladrona de libros es una de las mejores lecturas que he tenido. Es adictiva, original, llena de dramatismo con un ligero tinte de humor. Imprescindible. Si no lo habéis leído, no sé a qué demonios estáis esperando.

5 voces

  1. Me encantó! ! Es un libro muy duro pero especial.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. La leí hace unos años y también me gustó mucho aunque no tanto como esperaba. La película aún no la he visto pero tengo muchas ganas
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola! Lo tenía en mis estanterías hace algunos años y finalmente hace unos días me decidí por él. Tengo que decir que me está costando entrar en la historia y es por eso que llevo pocas páginas pero creo que pronto me atrapará ya que aunque leo poco siempre me quedo con ganas de leer más. Gracias por la reseña, besos!

    ResponderEliminar
  4. Este es uno de mis libros favoritos, justamente me animé a releerlo este año y me gustó aún más, si es posible. Es precioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. A mi me encantó la historia, pero la narración de la muerte me decepcionó, esperaba otra cosa. Y la película me pareció perfecta <3<3<3

    ResponderEliminar