domingo, 28 de septiembre de 2014

Reseña: El fin de los sueños de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina





El fin de los sueños – Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina
Plataforma Neo – 378 págs
ISBN: 9788415880851 – 17€
4/5



Dormir ha pasado a la historia en Ciudad Resurrección. Gracias a un sofisticado proceso que se creó durante la guerra, ya nadie malgasta ocho horas diarias en el descanso. Pero el cerebro humano sigue necesitando soñar. Por eso, una red controlada por el Gobierno elabora sueños artificiales, según las necesidades del inconsciente de cada individuo, con el fin de poner a punto la mente en pocos minutos.


Una misteriosa joven aparece en los sueños de dos chicos muy diferentes: Ismael es el hijo de un artesano onírico clandestino de los suburbios; Anna es una privilegiada que vive en las alturas de la ciudad, hija de una importante burócrata. La joven les suplica que la salven, que la liberen de la oscuridad. Anna e Ismael se sienten inmediatamente atraídos por ella, y pronto descubren que no han sido los únicos que han recibido esas enigmáticas visitas. Pero ¿existe esa chica en el mundo real?


Solo hay una manera de averiguarlo: adentrarse en el mundo onírico, donde no sirven las leyes de la lógica y la imaginación es la única vía para sobrevivir.
      

La verdad es que tengo a Cotrina como uno de esos autores pendientes desde siempre, y cuando vi este libro vi el final de esta dolencia.

Para empezar tenemos un comienzo bastante truculento, pues ver morir a alguien poco después de comenzar a leer es siempre bastante chocante. Y para despejar claros, no estamos hablando de una muerte dulce, tras una larga vida y metiditos en la cama. 

Yo ya me estoy acostumbrando a leer libros que tratan sobre futuros apocalípticos o que han sobrevivido a una enorme hecatombe enorme, como es el caso. En este caso se nos cuenta que el mundo, tras sufrir una serie de guerras a escala mundial que por poco convierten el planeta en Chernóbil, descubrió una formula de dormir de forma artificial, es decir, se induce un sueño que nos hace descansar como si durmiéramos ocho horas cuando solo ha sido un pequeño lapsus, y así ahora el mundo es un lugar mucho más eficiente. 

Pero donde hay sueños, hay pesadillas, y ahí es donde se desata el desastre. Básicamente comienza a ocurrir algo que se cree imposible, algo que habita los sueños está matando a los soñadores, cosa que ya pasó en el pasado y que el gobierno se había esforzado por asegurar de que jamás volviera a ocurrir. De esta forma la narración se divide en dos realidades, una es aquella que transcurre durante los sueños y la otra es la cruda realidad (creo que no tengo que aclarar cuál es la más atractiva).

Los personajes son muy diversos y están bien definidos. Personalmente, los que me parecieron más interesantes fueron Lydia y la Bestia, aunque ninguno de ellos existe en la vida real, tienen una historia fascinante. En cuanto al resto, quitando a Dominic, a Aaron y a Zola, el resto me parecieron bastantes prescindibles. 

El problema lo tuve principalmente con los supuestos personajes principales, Ismael y Ana, por los que dejé de preocuparme muy pronto, sobre todo en el caso de ella que me puso de los nervios. Por no hablar de un triangulo amoroso que no tiene sentido alguno, y me pareció que sobraba. Por otro lado, después del comienzo tan chocante la narración se ralentiza mucho durante un tiempo hasta que todo vuelve a explotar. Aunque comprendí que los autores querían encauzar la trama únicamente hacia lo que estaba sucediendo, no se sabe mucho realmente del mundo en el presente tras la horrorosa guerra que sufrió ni como esta misma se desencadenó, a pesar de tener conexiones con los problemas actuales.

El Fin de los Sueños es una excelente lectura, que disfruté mucho. Me parece una historia muy original, retorcida y oscura, que nos hace preguntarnos sobre lo que conlleva el progreso. Una lectura que no te dejará indiferente.

2 voces

  1. ¡Hola!
    No recuerdo haber leído ninguna reseña de este libro. Aunque no se halla entre mis próximas lecturas, e incluso es probable que no lo llegue a leer, sé, que si lo hago, me espera una buena lectura.
    Gracias por la reseña :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo esperándome en la estantería y no encuentro el momento de empezar a leerlo, a ver si lo hago prontito :) Un besazo y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar