sábado, 20 de septiembre de 2014

Reseña: El lado oscuro de Sally Green







El lado oscuro – Half Bad – Sally Green
Un vida oculta #1 –Editorial Océano Gran Travesía – 440 págs
ISBN: 9786077353140 – 16,95€
1,5/5


Inglaterra, época actual. Nathan Byrn sabe que no es como los demás. Aunque su madre era una respetada Bruja Blanca, su padre pertenece al linaje de los temibles Brujos Negros, lo cual hace de él un ser dividido que se debate entre la luz y las tinieblas. Este origen no le permite integrarse plenamente a la comunidad Blanca, la cual lo trata con desprecio y recelo. El hecho de que Nathan sea, además, hijo de Marcus, el más temido y odiado de los Brujos Negros, sólo sirve para empeorar su situación. El Consejo de los Brujos Blancos ha decidido someterlo a un control brutal para evitar que su lado sombrío se imponga. No obstante, llega el momento en el que Nathan decide convertirse en el dueño de su destino: será él y nadie más quien determine su camino.

En la línea de Patrick Ness y Markus Zusak, El lado oscuro es una novela apasionante sobre la alienación y el indomable deseo de supervivencia.

 



Hace un par de días se publicó en España “El lado oscuro” de Sally Green, un libro que ha llegado a manos de la Editorial Océano, que comienza con sus publicaciones en nuestro país, y que hizo una buena campaña publicitaria, donde los libros se mandaban a los lectores cuidándolos hasta el mínimo detalle. 

La verdad es que yo ya me había fijado en el libro después de verlo en las manos de muchos booktubers y blogs americanos. Pero no acababa de decidirme con él, pues había reseñas muy dispares y no todo lo que leía en ellas me gustaba lo suficiente como para hacerme con el libro. Y finalmente está aquí. Y mi experiencia no ha sido muy buena que digamos.

La autora nos vende una visión muy purista sobre la magia y la lucha eterna entre el bien y el mal. Aunque todo esto se queda en papel mojado una vez que se comienza a leer. El mundo está conformado por Brujos Blancos  y Brujos Negros, seres que se odian a muerte y solo se juntan para matarse, y los fain, la gente normal, y los mestizos que pueden salir entre estos últimos y los otros dos grupos. Y aquí es donde entra nuestro chico estrella, Nathan, que viene siendo una aberración de la naturaleza para los suyos pues es un mestizo blanco-negro. 

En cuanto al comportamiento de cada sector de la magia, no es tan bonito como uno puede llegar a imaginarse en un principio. Sobre los Brujos Negros apenas se les llega a conocer en persona, aunque son presentados como seres despiadados y que están inmersos todo el tiempo en el caos y la destrucción. En cuanto a los Brujos Blancos, harían temblar de miedo al mismísimo Voldermort, de buenos no tienen nada.

El libro comienza con una escena bastante fuerte e intrigante. En ella vemos a Nathan en una situación muy peliaguda y nos interesamos al instante en él. Y luego viene el resto del libro, donde hay un cambio radical en la narración y ese es el problema.

Para empezar la forma de narración en primera persona es aburrida. Al ser el propio personaje quien cuenta la historia, no tenemos una visión en conjunto, solo como lo ve él, por no decir las grandes dosis de dramatismo que lo envuelve todo. La ambientación es muy abstracta, exceptuando algunas escenas, la mayor parte del tiempo no se sabe donde trascurren las cosas ni se tienen los suficientes datos para imaginarte los escenarios. El trascurso de la trama es absurda, es como si muchas veces la autora se olvidara de la edad que tiene su personaje o las responsabilidades que deberían tener sus familiares al educar a un niño. Por no hablar que la mayoría de las cosas no pasen por una razón específica y coherente, sencillamente se basan en “nosotros mandamos y queremos complicarte la vida hasta lo inaguantable, y no importa que tengas doce años y no tengas la culpa de nada”. Por no hablar del elemento amoroso metido con calzador, que no tiene ni pies ni cabeza.

Por otro lado, al tener a Nathan como narrador, tenemos cantidades ingentes de información inútil, situaciones mal narradas, o que solo buscan darnos pena de la injusta situación del personaje. Por otro lado, la información realmente importante llega sin previo aviso, sin que el personaje principal haga algo realmente para obtenerla.

Lo que no voy a negar es que la historia es bastante transgresora. Para tratarse de una historia juvenil tiene grandes dosis de violencia explícita. Es una historia oscura, sin un mínimo de descanso por parte de las injusticias.

Personalmente la historia no me ha gustado ni lo más mínimo. Los personajes no me cautivaron, es más, me importaba bastante poco lo que les pasara. La trama está mal construida, la narración demasiado simplista. Me ha decepcionado muchísimo. Ahora bien, quiero dejar muy claro que esta no es más que mi opinión personal, me consta que a otra gente le ha gustado, lo cual respeto totalmente. Simplemente, no es una historia para mí, no voy a decirle a nadie que no le dé una oportunidad al libro, que cada uno juzgue por si mismo.

1 voces

  1. Yo no le tengo muchas ganas pero si curiuosidad, pero bueno, espero que me guste un poco más que a ti >.<

    ResponderEliminar