viernes, 9 de octubre de 2015

Reseña: A thousand pieces of you de Claudia Gray








A thousand pieces of you – Claudia Gray
Firebird #1 – Harper Collins Publisher – 386 págs
ISBN: 9780062357694 8,51€ (puede variar)
3/5

Los padres de Marguerite Caine son genios de la física que por fin han podido demostrar la existencia de mundos alternativos: han inventado el Firebird, un colgante que permite saltar de una realidad a otra. Un día, el padre de Marguerite aparece muerto. El asesino, su joven y enigmático ayudante, Paul Markov, huye a otra dimensión con los datos de la investigación y el prototipo del Firebird. Marguerite no puede permitir que escape de la justicia, e iniciará su persecución a través de mundos cada vez más distintos al nuestro: un Nueva York futurista, la vieja Rusia imperial, una ciudad bajo el océano... Cada vez que Marguerite encuentra a Paul, duda de que sea realmente el culpable de la muerte de su padre y comienza a sospechar que el destino está enlazando sus vidas. ¿Pero puede confiar en Paul o su historia de amor está destinada a terminar siempre en traición?

Este libro es la prueba de lo superficial que puedo llegar a ser con mis compras literarias. Y es que fue ver esta portada y me enamoré. Admito que me compré el libro sabiendo vagamente de lo que trataba, pero no lo hice porque me gustase la temática o la pluma de la autora. Me gustó la portada y el título, y me hice con él.

La premisa de la historia es bastante interesante y original. Los padres de Margerite Caine acaban de desarrollar un artefacto que hace posible viajar a mundos paralelos, pero un día el padre de nuestra protagonista es asesinado presuntamente por su asistente Paul, quien huye cuanto antes a otra dimensión. Marguerite le persigue con la ayuda de Theo, otro asistente de los Caine, pero pronto la chica descubre junto a Paul que alguien lo ha inculpado y que la autentica razón de su huida es cazar al asesino. Sin embargo, todo se estropea cuando ambos pierden sus dispositivos de viaje, quedan atrapados en una Rusia zarista y Paul pierde todos sus recuerdos del mundo del que proviene al no tener el dispositivo. Y aquí es cuando la historia se complica.

Admito que en un principio la historia me gustó, los personajes estaban bien definidos  y los viajes por dimensiones parecían estar bien estructurados. Para empezar los viajes no eran físicos, sino psíquicos, era necesario poder existir en la dimensión a la quisieras viajar y el gran amor de tu vida en un mundo lo será en todos los demás. Y es con esta última con la que la autora lo complicó todo. Cuando Paul pierde su dispositivo, la conciencia del dueño del cuerpo en la dimensión vuelve a tomar el control y Marguerite pasa de la noche a la maña a querer al nuevo Paul que tiene a su lado, pues como parecen la misma persona y su yo en aquel mundo también lo amaba, todo vale.

La verdad es que a partir de este punto dejé de disfrutar la lectura. Todo a pasó a ser terriblemente simple. Lo parecía ser una situación muy complicada se va solucionando prácticamente sola solo porque la protagonista lo necesita de esa manera. Y hay momentos de acción, aunque me parecieron insuficientes y las explicaciones de como si iba resolviendo todo eran muy vagas.  

Los personajes, quitando al malo malísimo de la película que fue una sorpresa, resultaron ser muy decepcionantes. Al principio parecían personajes fuertes y decididos, pero a medida que avanzaba la historia acabaron siendo todo lo contrario.

Yo compré este libro creyendo de qué se trataba sobre un libro único, error por mi parte pues se trata de una saga. La verdad, aunque en conjunto el resultado ha sido aceptable, no ha terminado de gustarme lo suficiente como continuar con los libros.  Para aquel que esté interesado, este libro ha sido publicado en España este año por la editorial Montena.

1 voces

  1. Una pena que no te haya gustado del todo, a mi me llama mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar